La Dehesa del Saler | Parque Natural de la Albufera de Valencia

La Dehesa del Saler es un ecosistema boscoso de tipo mediterráneo, ubicado en el Parque Natural de la Albufera. Con 800 hectáreas se extiende a lo largo del parque natural paralelo al lago de la Albufera ya que en sí mismo es el cordón litoral que separa el mar mediterráneo de l’ Albufera. Gracias a la panorámica que nos ofrece este lugar se posiciona en la península Ibérica, como uno de los fenómenos naturales más cautivadores.

Formación de la Dehesa del Saler

Para la ciudad de Valencia es un privilegio poder contar con un lugar tan maravilloso como es la devesa del Saler.

Formada por frondosos bosques, en los que existen numerosas rutas donde se puede ir a pasear. Podrás observar la variedad de vegetación y las diferentes clases de seres vivos que ahí habitan. No hay que olvidarse tampoco de sus preciosas playas dunares, y desgraciadamente de algunas alteraciones del terreno provocadas por el destructivo ser humano.

La formación de la dehesa se llevó a cabo hace más de 1000 años. En aquellos tiempos la Albufera era un golfo de agua salada que se adentraba en la península.

Pero, para que ahora todos podamos disfrutar de este maravilloso paraje han sucedido numerosos hechos que han hecho esto posible. Quizás el más importante de todos sería el origen de una fina restinga que con el paso del tiempo se fue alargando hasta conseguir separar las aguas dulces del lago de l’Albufera de las aguas del mar Mediterráneo.

Esta separación fue posible a la cantidad de sedimentos que arrastraban hacia la costa dos grandes ríos, el Turia y el Júcar. Al final del trayecto estos residuos llegaban a las corrientes litorales, estos dos movimientos provocaron una acumulación en forma de dique que evitó el pase el agua.

Bosque de la Dehesa del Saler

Cronología de la Dehesa del Saler Albufera

Existen épocas muy importantes que marcan un antes y un después en la historia de la devesa de l’Albufera. Aquí os dejo una lista de las más emblemáticas.

  • 1671: Su acceso se limita a dos días de caza al año. El resto del tiempo, tanto la Dehesa como la Albufera tenían el paso restringido. Más adelante se comienza a arrendar puestos de caza, reservando dos únicamente a Carlos III.
  • 1865: La Devesa y el lago pasan a ser propiedad del Estado.
  • 1911: Por primera vez los valencianos tendrían la posibilidad de ser los dueños de este patrimonio paisajístico. Todo gracias a que la Dehesa de la Albufera y el lago pasan a ser propiedad de la ciudad de Valencia.
  • 1927: Para ser los nuevos propietarios, se cierra la transacción con un pago de 1 062 980, 40 pesetas.
  • S. XX: Intento de construcción del aeropuerto de Valencia, trasladado finalmente a Manises por problemas de arraigo.
  • 1962: Se cedieron parcelas al Ministerio de Información y Turismo para la construcción de un parador y un campo de golf. A la par se planificaba la urbanización de la Montaña de la Dehesa.
  • 1967: Se aprueba el proceso de urbanización.
  • 1971: Una sociedad privada adquiere 63 hectáreas con la finalidad de construir un hipódromo.
  • 1973: El Ayuntamiento de Valencia cancela las subastas de terreno.
  • 1974: Reducción de la superficie de construcción.

Edificación y destrucción de la Devesa

Habiendo visto las fechas más marcadas de la Devesa, cabría destacar que la destrucción de este ecosistema, está más presente de lo que debería. Y claro, los culpables de esto no podrían ser otros que nosotros los humanos.

Después de pasar siglos sin poder disfrutar de este lugar tan especial, ya que fue declarado patrimonio real por Jaume I, conseguimos el acceso a estas asombrosas tierras pero en vez de aprovechar esta oportunidad para cuidar y proteger este paraje, lo que se hace es un mal uso intentando explotarlo con fines comerciales y lúdicos.

Plan de urbanización de la Dehesa de la Albufera

Urbanización en la dehesa del Saler Gavines
Urbanizaciones dentro de la Devesa del Saler

No se puede llegar a un lugar, intentar alterarlo y si no sale bien; -pensar: “Bueno una prueba fallida, no pasa nada intentaremos con otra cosa.” Si vamos con esa mentalidad lo único que vamos a conseguir es destruir todo lo que nos rodea.

Al intentar construir un aeropuerto en la devesa, se aplanaron muchos terrenos y se construyeron carreteras para facilitar el acceso, en consecuencia esto afectó a la fauna y flora.

No quedándose tranquilos con este intento fallido, se pensó en un plan urbanización.

Otra vez más se ve afectado el ecosistema, centenares de máquinas de construcción entran en las entrañas de la dehesa, con el único fin de destrozar este paisaje natural.

Se construyó un paseo marítimo, para el cual necesitaban hacer desaparecer una gran cantidad de dunas y toda la fauna y flora que en ellas habitaban.

Se creó un lago artificial dentro de la devesa conocido como el “El estany del Pujol” con el único fin de ser un puerto privado para los futuros residentes del lujoso complejo que querían construir.

Estany del pujol Devesa Albufera

Se subastaban parcelas, para otras construcciones como; un hipódromo, campo de golf, el parador…

Movimiento ciudadano que paralizó las obras en la Dehesa del Saler ( El Saler per al poble )

Por suerte no todos los humanos tenemos ideas devastadoras hacia nuestro entorno. Y gracias a personas que se unieron y lucharon por un bien común, se llegó a parar muchos de los proyectos con el famoso movimiento de “El saler per al poble”, una gran revuelta originada por las destrozas que se estaba causando en la dehesa de Valencia.

Saler per al poble
Emblema de la lucha de “la devesa per al poble”

La urbanización actual no llega a ser ni una cuarta parte de lo que habían planeado, sin ir más lejos la idea era convertir este parque natural en el nuevo Benidorm.

El resultado de todas estas decisiones destructivas ha sido el descenso a la biodiversidad que existía en este ecosistema. Si bien, antes la variedad era extensa y variada, ahora sobreviven los que pueden.

En la actualidad se ha conseguido frenar todos estos proyectos destructivos, gracias a que ahora la devesa del Saler esta protegida como Parque Natural.

Pero es cierto que se siguen recogiendo resultados devastadores de estas malas decisiones. Aunque se ha intentado reconducir al buen camino volviendo a replantar en los terrenos aplanados y se han arrancado muchas de las carreteras que nunca deberían de haber estado ahí, se pueden apreciar secuelas de un pasado bastante duro, muchas especies se han extinguido y otras muchas están en peligro de extinción. Ahora es nuestro deber no permitir que esto vuelva a suceder.

Flora y fauna de la Devesa Albufera

Fauna y flora de la Dehesa Albufera

La peculiaridad de este entorno es debida a la diversidad de micro-ecosistemas que lo componen.

En la Devesa coexisten playas, dunas, malladas y un bosque de tipo mediterráneo compuesto principalmente por pinos carrascos y pinos blancos. Se pueden encontrar más de 800 tipos de plantas, entre ellas lianas y enredaderas que unen los árboles de este bosque.

Flora de la devesa

Al ser un lugar tan variado da paso a que exista también una fauna abundante, aunque cabe recalcar que por culpa de la explotación, muchos de estos animales ya no existen o están en peligro de extinción. Aún así se pueden ver conejos, comadrejas, perdices rojas incluso jabalíes.

Playas de la Dehesa del Saler

Playa del Saler

¿Cómo son las playas de la Devesa del Saler?

Son playas de arena suave, aguas claras y perfectas para esos días de verano más calurosos. Un precioso lugar para pasear o tumbarte con una toalla a tomar el sol.

Estas playas están situadas en la restinga que separa el mar del lago del Albufera, rodeadas de dunas que hacen que el paisaje sea más especial y único.

Algunas de las playas que se puede encontrar son;

  • Playa de la Devesa del Saler.
  • Playa del Saler.
  • Playa de la Garrofera.

El Cordón Dunar

Cordon dunar de la Devesa del Saler
Dunas de la Dehesa de l’ Albufera

El cordón Dunar está formado por una serie de dunas individuales de diferentes tamaños, parecidas a pequeñas islas de arena. Cada una está compuesta por tres micro-ecosistemas que se adaptan perfectamente al clima que se exponen.

Actualmente la mayoría están protegidas para evitar su desaparición. En la Devesa de l’ Albufera se puede encontrar un primer codón dunar a primera línea del mar y un segundo dentro del bosque de la dehesa.

Depresiones interdunares (malladas).

Mallada de la Devesa
Depresiones interdunares ( Mallades )

¿Qué son las malladas de la Devesa?

Las malladas son depresiones del terreno situadas en el interior del cordón dunar , en temporada de lluvias se llenan de agua, provocando un encharcamiento temporal o permanente.

Al llenarse de agua se crea un ecosistema diferente al resto y se forma diferentes tipos de matorrales e incluso vegetación de lagunas. La fauna aquí también es muy rica destacando sobre todo en insectos.

Tanto la fauna como la flora dependen un poco del tiempo que las malladas permanezcan inundadas y de la cantidad de agua.

Las Golas de la Dehesa del Saler

Gola del Pujol en el Saler
Desembocadura de la gola del Pujol

De las cinco golas que forman parte del parque natural existen tres que se ubican cerca de la devesa.

  • Gola del Pujol
  • Gola del Perelló
  • Gola del Perellonet

Estas tres golas sirven como desembocaduras del lago de la Albufera al mar. En ellas existen diversas rutas de paseo y varios puntos de interés.

L’ estany del Pujol

Estany del pujol en la Devesa

Formación del Estany del pujol

Creado artificialmente en los años 70 como único objetivo de llegar a ser un puerto deportivo en el plan de urbanización del monte de la Devesa. A días de hoy el acceso a las orillas de este lago está prohibido para evitar molestar a las aves que viven y se alimentan ahí.

Actividades deportivas en la Dehesa del Saler

En la actualidad son varios los deportes que se puede realizar en este entorno.

Por las rutas que se encuentran en la dehesa se puede practicar ciclismo, senderismo, dar tranquilos paseos, correr y hasta patinar.

Para gozar de estas rutas existen distintos puntos de información que te ayudarán a guiarte por las profundidades del bosque.

Si te va mas lo de investigar por tu cuenta existen rutas alternativas que se adentran por el bosque de la Devesa. Si por lo contrarío prefieres ir por las rutas más seguras existen caminos asfaltados para su libre circulación.

Rutas senderismo en la dehesa del Saler